¿Cuanto puede durar una casa de madera?

casas de madera

Muchas veces nuestros clientes y clientas, nos han preguntado sobre la durabilidad de un edificio de madera. La madera es un material noble, sostenible y muy duradero que a lo largo de la historia de la humanidad ha dado muestras suficientes de su calidad y aplicabilidad a la construcción.

La duración de las casas de madera es algo relativo, como vamos a ver, ya que hay muy pocos castillos ” eternos ” construidos con mampostería y sillería pesada que se mantengan en pie, salvo los restaurados. En cambio encontramos cientos de construcciones de madera con siglos de antigüedad en países con tradición maderera. Evidentemente el cuidado en la construcción de los maestros carpinteros influye mucho, pero también siguen en pie innumerables cabañas de montaña repartidas por toda Europa y América. Por lo tanto con una mínima atención y mantenimiento podemos asegurar que las van a heredar nuestros hijos.

Siempre les remitimos al ejemplo que todos conocemos: los edificios que fueron construidos antes del siglo XVIII, y que conservamos, son estructuras de madera.  Un ejemplo muy recurrido es el de la Iglesia de Gol, una stavkirke - un tipo de templo cristiano medieval, de madera, construida entre los siglos XII y XIII y que sigue en pie 900 años después; y se puede visitar en Oslo.

Una vivienda de madera con la suficiente estructura y componentes aislantes, además de un buen diseño de aleros y porches nos dará la posibilidad de adaptarnos a una amplia gama de climas, ahorrando en calefacción y aire acondicionado. Otra cosa diferente son las cabañas económicas que, aunque puedan tener 100 m2 de superficie, no tienen la suficiente calidad de construcción como para garantizar la correcta habitabilidad para la familia, sobre todo en invierno, aunque sirven perfectamente como residencia de vacaciones.

 

Argumentos por los cuales las casas de madera son la mejor opción

casas de madera

 

Entre todos los materiales de construcción, la madera, como es sabido, es el único natural y renovable. Además, las operaciones de transformación del árbol en madera son mínimas y apenas necesitan energía, en comparación con otros materiales tradicionales, por lo que la sostenibilidad del uso de madera es todavía más grande.

El respeto al ciclo inmutable de la naturaleza impone una explotación racional que permita mantener el bosque activo. Y construir con madera permite que los bosques estén gestionados, tengan un rendimiento económico y se mantengan cuidados y productivos, como ha sucedido desde el inicio de los tiempos.

Aquí van unos cantos ejemplos de esta afirmación:

  • Las casas de madera nos ayudan a vivir la naturaleza, son unas casas más sanas ya que las casas de madera respiran, si como lo oís, las casas de madera respiran. La madera es un regulador natural de humedad, y esto ayuda a estabilizar la del medio ambiente interior de nuestras queridas casas.
  • El campo bioeléctrico natural de la madera proporciona además un estado de equilibrio en el cuerpo humano. La casa de madera, permeable a las radiaciones naturales, no distorsiona estos sutiles campos electromagnéticos de la Tierra y contribuye así a preservar la salud de sus ocupantes.
  • Podríamos decir que las casas de madera pueden ser un vinculo emocional con la naturaleza ya que los anillos de la madera, nos hace sentirnos vinculados a las antiguas generaciones.

Además, las casas de madera son perfectas para aislar de las temperaturas exteriores, y eso hace que el consumo energético es drásticamente menor que en los sistemas tradicionales. La madera es compatible con todos los materiales de construcción, a los que aporta sus especiales cualidades. Sus posibilidades de adaptación y su flexibilidad formal no conocen límites: apertura de todo tipo de huecos para grandes ventanales, grandes luces, adaptación al entorno, y una enorme variedad de texturas, formas y colores, adaptada a climas, gustos y tradiciones.

¿Que más se puede pedir?

casas prefabricadas

Consejos para escoger la ubicación perfecta de tu casa prefabricada

Cada cliente tiene unas necesidades, presupuesto o gustos diferentes, es por ello por lo que encontrar un terreno que se ajuste a sus características puede llegar a ser muy difícil. A continuación, compartiremos la experiencia que hemos ido adquiriendo con el tiempo asesorando respecto a dónde colocar las casas prefabricadas.

 

En principio, las casas prefabricadas no necesitan unas características diferentes en cuanto al terreno respecto a una casa tradicional. Se necesita un terreno en el que se pueda construir, y te puedas enganchar a los servicios básicos.

 

Para encontrar una zona que cuadre con todos nuestros gustos y necesidades nos llevará un tiempo. El lugar escogido será nuestro hogar, por lo que parece obvio gastar algo de tiempo en encontrar la situación perfecta. Nuestra experiencia nos ha enseñado que nuestros clientes siempre tienden a volver cerca de donde nacieron, cerca de su familia. También hay que tener en cuenta la localización de sus puestos de trabajo. Estas dos variables son las primeras cosas en las que hay que pensar.

 

Las CASAS PREFABRICADAS representan una manera responsable con el medio ambiente y accesible para formar un núcleo familiar.

 

Como hemos dicho anteriormente, cada situación es diferente. Es posible que estar cerca de la familia es una prioridad, o la distancia al centro de trabajo, pero existen otros factores. El presupuesto determinará la zona en la que ubiquemos nuestro hogar. Una diferencia de pocos kilómetros puede suponer un cambio sensible del precio. También hay que pensar en otros servicios que existan en las proximidades. Por ejemplo, las familias con hijos buscarán una zona con colegios o institutos cerca. También deben pensar en ello aquellas parejas cuya intención es formar una familia.

 

Otro factor a tener en cuenta es la movilidad de la zona. Este consejo hace referencia a las facilidades que tendremos a la hora de movernos sin vehículo propio. Debemos tener en cuenta el transporte público, la posibilidad de enlazar líneas, o enlazar una pequeña distancia en tu vehículo personal con un transporte público.

 

Una vez delimitadas nuestras necesidades, será más sencillo encontrar zonas en las que podamos instalarnos. Otro factor que también influye, y mucho, a la hora de seleccionar nuestra parcela, es el tipo de la parcela. El tamaño es importante a la hora de tomar la decisión. Debemos mirar al futuro, ya que la parcela no se podrá cambiar, las casas de Madereco, en cambio, pueden crecer con nosotros.

 

En cuanto al terreno, se deben tener en cuenta varios factores, por ejemplo, el desnivel del terreno, la inclinación o caída… ya que estos factores pueden realizar la instalación de tu casa realmente complejo.

 

La calidad de la tierra es otro factor importantísimo a la hora de colocar tu casa prefabricada. Por lo tanto, si no eres un experto, recomendamos que estas tareas las delegues en un profesional.

 

Una vez encontrado el terreno perfecto para nuestras necesidades, debemos pensar en la orientación de la casa, una orientación óptima nos permite aprovechar al máximo la casa prefabricada y las posibilidades energéticas que nuestro terreno nos brinde. La orientación de la casa es clave a la hora de lograr la eficiencia energética deseada.  Dependiendo la orientación que escogemos para nuestra casa recibirá más o menos luz, o recibirá luz a diferentes horas del día, dependiendo de la estación en la que nos encontremos recibirá una cantidad de luz u otra… es por eso que esta tarea requiere tiempo y se debe realizar un estudio exhaustivo, sin tomar esta tarea a la ligera. Cada terreno tiene sus propias particularidades, por lo que también habrá que realizar un estudio a “pie de campo”.

 

Por último, una vez hayas decidido la zona en la que instalar tu hogar, hay algunos detalles que se deben tener en cuenta:

 

  1. El terreno debe ser accesible, para grúas, camiones, vehículos de alto tonelaje…
  2. Antes de comprar un terreno, asegúrate de que el terreno sea edificable. Con pedir una nota simple al registro de la propiedad del ayuntamiento es suficiente para conocer todo sobre el terreno.
  3. La casa ocupa un espacio, por lo que dependiendo de tus necesidades, piensa en el terreno sobrante tras escoger la casa que mejor se adapte a ti.
  4. Tener en cuenta el entrono en el que te ubicarás. No te conformes con la primera parcela que visites o te guste, el proceso puede ser largo, pero precioso.
Casas prefabricadas de madera favorecen el medio ambiente

Las casas prefabricadas de madera luchan por el medio ambiente

El cuidado del medio ambiente es una tarea que nos atañe a todos. Por lo tanto, en Madereco sólo apostamos por utilizar materiales ecológicos para fabricar nuestras casas prefabricadas.

Nosotros sólo utilizamos madera proveniente de bosques sostenibles. La deforestación mundial es un gran problema con el que estamos muy concienciados. Por eso, desde Madereco no vamos a contribuir a que se agrave.

La deforestación y tala ilegal de árboles favorece los efectos del cambio climático y mafias. Por lo tanto, apostar por los bosques sostenibles es la mejor solución para atajar el problema.

Para que la madera extraída de una manera ilegal no se mezcle con aquella producida en bosques sostenibles, nuestras empresas colaboradoras siguen férreos controles en la cadena de custodia del material. Esto quiere decir que los bosques y los árboles talados están en buenas manos para que no sufran alteraciones o robos.

 

En Madereco, nuestras casas prefabricadas favorecen un comercio sostenible

 

Por lo tanto, se vigila que, además de toda la madera con la que trabajamos, otros productos de origen forestal sigan estos mismos procesos. Esos productos pueden ser corcho, resinas, papel, etc.

Además, la madera utilizada en nuestras construcciones sigue estrictos protocolos de cuidados naturales para ofrecer la mayor durabilidad de nuestro producto. Esto es esencial en un mercado tan competitivo. Por tanto, la materia prima utilizada no es sometida a ningún tratamiento químico agresivo. Esto quiere decir que ni va a desgastarse la madera ni va a alterarse el acabado de la misma.

Por otro lado, cooperando con este tipo de negocios responsables con el medio ambiente, desde Madereco favorecemos al desarrollo local de zonas rurales. En estas zonas, este tipo de explotaciones juegan un papel crucial. De esta forma se logra la revitalización de las mismas, que se encuentran en serio peligro de desaparición.

Además, las casas de madera revalorizan los bosques.

Actualmente, podemos considerarnos afortunados. Gracias a Internet, tenemos al alcance de un clic toda la información necesaria para escoger la mejor opción para nosotros. Por ejemplo, no es complicado obtener productos ecológicos o sostenibles, como comida, ropa o, en este caso, casas.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con profesionales del sector.