Las Casas de Madera revalorizan los Bosques

Las casas de madera revalorizan los bosques

"El siglo XIX fue el siglo del hierro, el XX el del hormigón, y el XXI será el de la madera”. Así lo pronostica en conferencias por todo el mundo el arquitecto holandés Alex de Rijke, y el sector de la construcción en Cataluña no quiere quedarse atrás. La demanda de edificios de madera crece año tras año, y no solo entre el mercado de la segunda residencia: la madera es uno de los materiales que más se tienen en cuenta en la promoción pública de vivienda. La razón es simple: la edificación es la responsable del 40% del gasto de energía en Europa, y la madera se presenta como un material mucho más adecuado que el hormigón para cumplir los objetivos de la directiva europea en materia de eficiencia energética.

El 90% de la madera utilizada en Cataluña, por ejemplo, proviene de países nórdicos.

El sector de la madera y el mueble representaba antes de la crisis casi un 2% del PIB , pero la recesión le propinó un duro golpe. Un ejemplo es La Sénia (Montsià) —antigua capital catalana del mueble—, donde el paro pasó de ser mínimo a dispararse hasta el 36%.

La crisis obligó al sector a reinventarse, y algunos empresarios captaron la tendencia de la construcción sostenible, especialmente desde que la Unión Europea fijó los objetivos de eficiencia energética para 2020. Las casas de madera se calientan en invierno a mayor velocidad que las de hormigón y menor coste, por poco más de 20 euros al mes.

Con información de ·El País·

Si quieres una Casa de Madera contacta con nosotros aquí